HOGAR,  MATERNIDAD

Embarazo Primerizo a los 36 años

Embarazo Primerizo a los 36 años

Había una vez una chica de una ciudad pequeña a la que no una, sino varias personas le pusieron fecha de caducidad a su fertilidad con las siguientes frases:

“¡APURATE! ten un hijo antes que te deje el tren”

“No te estás haciendo joven, ¿Qué esperas?”

Y por supuesto la más popular…

“Si no tienes hijos antes de los 30 años ya no vas a poder”

Sí, esa chica era yo, hoy no tan chica con mis 38 años encima, y al recordar esas frases me da un poco de risa, sin embargo en ese momento no era nada gracioso, de hecho dolía… y mucho.

Mi sueño era casarme con mi príncipe azul, seguido la boda y los hijos; pero mi príncipe no apareció antes de los 30.

Él llego exactamente a mis 36 años

Nos comprometimos, nos casamos y salimos embarazados después de la boda civil.

Ya embarazada pensé, uf por fin la gente dejara de meterse en mi cabeza; pero en seguida llego otro prejuicio, este bastante fuerte:

“Dios quiera tengas un embarazo NORMAL ya sabes, por tu edad”

Sí, seguían llegando este tipo de comentarios …

Gracias a Dios tuve un buen embarazo y un parto vaginal a las 39 semanas, pero este último prejuicio me incentivo a escribir mi experiencia, para quien lo necesite y quiera sentir que no esta sola, que somos muchas las que estamos teniendo nuestro primer embarazo y parto después de los 36 años.

Cólicos durante el embarazo debido a fibromas

Tengo tres fibromas bastante grandes, desde hace unos 8 años, los mismos siempre que tenía mi periodo me provocan cólicos fuera de este mundo. Quería sacármelos, pero mi antiguo ginecólogo me había aconsejado esperar a salir embarazada y si tenía problemas para concebir entonces me realizaría la cirugía.

No hizo falta gracias a Dios, pero los fibromas me causaron terribles cólicos durante el primer trimestre y el último mes de embarazo. Sin embargo, esto no tenia nada que ver con la edad, de hecho tengo amigas que padecieron fibromas desde la pubertad, tuvieron sus hijos a los veintitantos y presentaron los mismos síntomas.

Mi boda con 7 meses de embarazo

Quede embarazada después de mi boda civil, pero aún hacía falta la ceremonia religiosa y aunque me sugirieron que lo pospusiera porque: “iba a salir gordita en mis fotos de boda” o porque “podría provocar algún problema en mi embarazo”, solo pensamos que Dios nos había bendecido y seguiríamos su plan.

A los seis meses de embarazo, en una cita de control volvimos a confirmar que todo estaba bien con la ginecóloga y ella nos afirmó que así era. Que yo no estaba enferma, estaba embarazada. Podía seguir con mi vida normal.

Disfrute preparando mi boda, coordinando todo e incluso mandando a hacer mi vestido de novia y aunque el mismo no pudo estar listo hasta unos días antes de la boda para estar seguros que me ajustara bien, yo estaba feliz y el bebe por consecuencia también.

La boda duro 14 horas aproximadamente, entre el periodo de arreglo, fotos pre-boda, ceremonia religiosa, fotos post-boda, recepción, cena, muchas más fotos, y baile.

Goce mi boda con mis 7 meses de embarazo y mi bebe se portó súper bien en la panza.

*Si les interesa les dejo un par de consejitos a las novias embarazadas en el siguiente link → Consejos de Boda de una Novia Embarazada con 7 meses 

Exámenes y más exámenes

¡Finalmente algo asociado con la edad! Cada vez que iba a una cita de control era una referencia tras otra para exámenes de sangre.

Conté unas dieciséis tomas de muestra de sangre, desde la primera cita hasta el día del parto.

Nunca me molestaron los exámenes, pero el hecho que la gente se metan en tu cabeza y te digan cosas que ni habian pasado (ni pasaron Gracias a Dios), eso si me estresaba.

Mi Hospitalización por deshidratación 

A la semana 32 de embarazo mi ginecóloga decidió hospitalizarme y tenerme en observación por una noche ya que presentaba dolores en el vientre muy fuertes.

Pues resulta que estaba deshidratada; ¿Qué? ¿Cómo que deshidratada? pensé, si tomaba mis 8 vasos de agua al día, lo normal no? no, no era suficiente, de hecho era muy poco. Waooo pensar en mas visitas al baño a orinar en especial durante la noche no era nada consolador, pero el hecho de verme en el hospital toda una noche con una enfermera monitoreando los latidos del bebe y revisando mi vagina para cerciorarse que no estuviera dilatando, pues me hizo empezar a llevar un galoncito de agua conmigo todo el tiempo.

Hemorroides

La Canción ‘No Podía Moverme de Los Ladrones Sueltos’ es mi mejor referencia, ya que definitivamente lo peor de mis últimas semanas de embarazo no fue las 40 libras extras y la enorme pancita que hacia imposible el poder dormir al menos 4 horas, nop, lo peor fueron estas venas que salen (hummm…aja allí) causadas en mi caso por estreñimiento. El dolor de las hemorroides y embarazada era realmente espantoso.

Pero las hemorroides le pueden salir a hombres y mujeres, no tuvo nada que ver con mi edad.

Así llego al final de lo que fue mi embarazo a los 36 años, como leen con altas y bajas, pero hoy en día estoy segura que podemos hacerlo tan bien e inclusive mejor que cuando éramos jovencitas. Tenemos fortalezas que no teníamos en ese entonces y definitivamente podemos rockear el embarazo mejor que nunca.

♥♥♥

Quieres que comparta más de mi experiencia como madre primeriza, quieres compartir tu experiencia personal o darme algún consejo acerca de maternidad y crianza, déjame tu comentario aquí debajo.

Si te gusto compártelo, si no, dime que no te gusto, estamos aquí para aprender de nuestros errores.

Un fuerte abrazo.

¡Hola! Soy Nerys, una blogger de estilo de vida en dos idiomas, compartiendo momentos con la esperanza de que puedan inspirar felicidad y empatía.

5 Comments

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.